GEORGES BRASSENS
Le mécreant (1960)

VERSIONES (ENLACES EXTERNOS)
EN FRANCÉS
[Versión de Demi Portion (Rap) >>>]
EN ITALIANO
[Versión de Nanni Svampa >>>]


EL IMPÍO
Letra y música: Georges Brassens

Est-il en notre temps rien de plus odieux
De plus désespérant, que de n'pas croire en Dieu ?

J'voudrais avoir la foi, la foi d'mon charbonnier
Qui est heureux comme un pape et con comme un panier

Mon voisin du dessus, un certain Blais' Pascal
M'a gentiment donné ce conseil amical

" Mettez-vous à genoux, priez et implorez
Faites semblant de croire, et bientôt vous croirez "

J'me mis à débiter, les rotules à terr'
Tous les Ave Maria, tous les Pater Noster

Dans les rues, les cafés, les trains, les autobus
Tous les de profundis, tous les morpionibus

Sur ces entrefait's-là, trouvant dans les orties
Un' soutane à ma taill', je m'en suis travesti

Et, tonsuré de frais, ma guitare à la main
Vers la foi salvatric' je me mis en chemin

J'tombai sur un boisseau d'punais's de sacristie
Me prenant pour un autre, en choeur, elles m'ont dit

" Mon pèr', chantez-nous donc quelque refrain sacré
Quelque sainte chanson dont vous avez l'secret "

Grattant avec ferveur les cordes sous mes doigts
J'entonnai "le Gorille" avec "Putain de toi"

Criant à l'imposteur, au traître, au papelard
Ell's veul'nt me fair' subir le supplic' d'Abélard

Je vais grossir les rangs des muets du sérail
Les bell's ne viendront plus se pendre à mon poitrail

Grâce à ma voix coupée j'aurai la plac' de choix
Au milieu des petits chanteurs à la croix d'bois

Attirée par le bruit, un' dam' de Charité
Leur dit : " Que faites-vous ? Malheureus's arrêtez

Y a tant d'homm's aujourd'hui qui ont un penchant pervers
A prendre obstinément Cupidon à l'envers

Tant d'hommes dépourvus de leurs virils appas
A ceux qu'en ont encor' ne les enlevons pas "

Ces arguments massue firent un' grosse impression
On me laissa partir avec des ovations

Mais, su'l'chemin du ciel, je n'ferai plus un pas
La foi viendra d'ell'-même ou ell' ne viendra pas

Je n'ai jamais tué, jamais violé non plus
Y a déjà quelque temps que je ne vole plus

Si l'Eternel existe, en fin de compte, il voit
Qu'je m'conduis guèr' plus mal que si j'avais la foi

¿Hay en nuestros tiempos algo más odioso,
más desesperante que no creer en Dios?

Quisiera tener la fe, la fe de mi carbonero,(1)
que es feliz como un papa y tonto como un zapato.

Mi vecino de arriba, un tal Blaise Pascal,
me ha dado amablemente este consejo de amigo:

«Arrodíllate, reza e implora.
Haz ver que crees y pronto creerás».(2)

Me puse a despachar, con las rótulas en el suelo,
todos los Ave María, todos los Pater Noster.

Por las calles, los cafés, los trenes, los autobuses,
todos los De profundis(3), todos los morpionibus.(4)

En estas estaba cuando encontré entre las ortigas
una sotana de mi talla, y me disfracé con ella.

Y, recién tonsurado, guitarra en mano,
hacia la fe salvadora me puse en camino.

Me topé con un puñado de chinches de sacristía
que, tomándome por otro, me dijeron a coro:

«Padre, cantadnos algún refrán sagrado,
alguna canción santa cuyo secreto conocéis.»

Raspando con fervor las cuerdas con los dedos
Entoné «El gorila» y «Puta de ti».(5)

Gritando ¡Impostor!, ¡Traidor! ¡Papelucho!
Quisieron infligirme el suplicio de Abelardo.(6)

Voy a engrosar las filas de los mudos del serrallo,
las mujeres no vendrán ya a prenderse de mi pecho.

Gracias a mi voz cortada tendré un puesto preferente
entre los pequeños cantores de la cruz de madera.(7)

Atraída por el ruido, una dama de la Caridad(8)
les dijo: «¿Qué hacéis, desgraciadas? ¡Deteneos!

¡Hay hoy día tantos hombres con inclinaciones perversas
que entienden obstinadamente a Cupido al revés,

tantos hombres desprovistos de sus viriles atributos,
que a aquellos que los conservan todavía no se los quitemos!».

Estos contundentes argumentos causaron viva impresión
y me dejaron partir entre ovaciones.

Pero no daré un paso más por el camino del cielo,
la fe vendrá por sí sola o no vendrá.

Nunca he matado, nunca he violado,
hace ya algún un tiempo que no robo.

Si el Eterno existe, a fin de cuentas ve
que no me comporto peor que si tuviera fe.

(1) La expresión "Avoir la foi du charbonnier", que en español podría equivaler a "creer a pies juntillas", significa poseer una convicción absoluta, inquebrantable e ingenua.
(2) Blaise Pascal (1623-1662) plantea que, aunque no se conoce de modo seguro si Dios existe, lo racional es apostar que sí existe. «La razón es que, aún cuando la probabilidad de la existencia de Dios fuera extremadamente pequeña, tal pequeñez sería compensada por la gran ganancia que se obtendría, o sea, la gloria eterna».
(3) Comienzo del Salmo 129: De profundis clamavi ad te, Domine… [Desde lo hondo a ti grito, Señor…].
(4) De profundis morpionibus es una canción «paillarde» (perteneciente al género de la canción popular, por lo general de carácter erótico o anticlerical) originaria del siglo XIX.
(5) «El gorila» y «Puta de ti» son dos canciones del propio Brassens. [Clic en el nombre para ir a cada una de ellas].
(6) Abélard Pierre, filósofo y teólogo del siglo XII, fue castrado por haber engendrado un hijo a su amada Heloïse sin haberla desposado. También fue acusado de herejía.
(7) «Les petits chanteurs à la croix en bois». Coro infantil creado en 1906, cuyo objetivo es transmitir de forma itinerante los esplendores de la música religiosa. Para más información, clic aquí.
(8) La Fundación de la Orden de Notre-Dame de Charité, fundada en 1641, nació como albergue de acogida a prostitutas arrepentidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

VISITAS